Hablando en serie: Sugar Rush

viernes, septiembre 16, 2016

Últimamente en la televisión (y con televisión me refiero a las series), vemos cada vez con más frecuencia la representación de la comunidad LGBT+ mediante personajes que -cuando están bien hechos- desafían la heteronormatividad a la que hemos estado acostumbrados por tanto tiempo. No obstante, informes como el de Where we are on tv demuestran que si bien se han hecho avances, todavía falta mucho camino por recorrer. ¿Y a qué viene esto? pues a que la serie de la que hablaré a continuación me ha parecido todo un descubrimiento principalmente por tres razones que se relacionan con lo anterior: a) Tiene un personaje lésbico; b) el personaje lésbico es una adolescente de quince años y es la protagonista, y c) salió al aire en el 2005.


Creada por Katie Baxendale || 2005-2006 || No. de episodios: 20 || UK || Channel 4

Desde que su familia y ella se mudaron a Brighton, Kim tiene un grave problema: está obsesionada y perdidamente enamorada de su mejor amiga Maria Sweet, o como ella la llama, Sugar.  

Sugar es una chica extrovertida, hermosa, sexy y promiscua que siempre está en busca de la aventura y se desenvuelve en un mundo de sexo, alcohol y drogas. Kim, por otro lado, se describe a sí misma como una adolescente virgen y lesbiana, quien desea a Sugar con locura, lo cual mantiene en secreto por temor a ser rechazada. (Y algo que me ha parecido interesante es que aunque al principio Kim "está en el armario", esto no supone un drama, más bien es como si aún no hubiera encontrado el momento oportuno de decírselo a su familia, pero puedes ver que realmente no tiene problema con ello). Ambos personajes me gustaron, aunque me tomó más tiempo llegar a interesarme por Sugar.


La familia de Kim es todo un show (en el buen sentido). Está compuesta por Stella, una madre a la que la vida doméstica y el sentimiento maternal no se le da muy bien y que, aburrida de su matrimonio, le es infiel a su esposo con el decorador; Nathan, un papá noble e ingenuo que es felíz encargándose del hogar; el hermano menor, Matt, que en palabras de Kim es un freak y quien parece vivir en otra realidad. Este grupo de personas conforman una familia que a pesar de que tardó en generarme empatía (y de que su problemas maritales-sexuales llegaron a cansarme), al final me gustó porque fue algo diferente a lo que acostumbro ver (y porque las situaciones que surgen entre estos padres e hijos son de lo más singulares, incómodas y graciosísimas).

Otro personaje recurrente es Tom, el vecino (interpretado por un jovencísimo Andrew Garfield, por cierto). Aunque solo lo vemos en cinco episodios de la primera temporada, me causó mucha gracia porque se la pasa buscando a Kim, es hijo de padres gays y siempre quiere dejar en claro que su orientación sexual no es la misma que la de sus papás. 

Se trata de una comedia dramática británica, por lo que ya sabemos mas o menos con qué tipo de humor nos vamos a encontrar: sarcasmo y humor negro-ácido que no sabe de tabúes y dice las cosas como son, sin tapujos. En especial lo encontramos en la narración en primera persona de la protagonista (en varias ocasiones me ha recordado al de My mad fat diary), pero en general todos los personajes te sacan unas buenas carcajadas. La mayoría de las veces disfruté de este humor pero no voy a negar que también hubo unas cuantas en las que pensaba espera, ¿se supone que esto deba darme risa? Conforme avanza la serie se hace más presente el drama y los temas que toca se vuelven más complejos y hasta podría decirse que "adultos". Lo que en un principio creí que no sería más que una simple comedia adolescente con una que otra situación exagerada se convirtió en algo más por la manera en la que aborda ciertos temas (sí, la homosexualidad uno de ellos, pero no el único). 

Está basada en la novela homónima de Julie Burchill (aunque por ahí he escuchado que esta adaptación es mucho mejor que el libro, just saying). Cuenta con dos temporadas, cada una de diez episodios de 30 minutos de duración. Y ahora viene la parte triste: fue cancelada. Esto me parece fatal porque había sido nominada a un BAFTA y ganó un Emmy Internacional; era aclamada por el público y la crítica, los escritores decían tener buenas ideas sobre hacia donde querían llevar la serie... en serio, ¿en qué estaban pensando los de Channel 4 cuando se tomó esa terrible decisión? Lo menos que merecía era un buen cierre. Una verdadera lástima.

Entonces, ¿recomiendo Sugar Rush? ¡por supuesto! Creo que hace un excelente trabajo al mostrarnos una historia coming-of-age  atrevida, fresca y divertida. Por mi parte puedo decir que la pasé increíble acompañando a Kim en su camino por la adolescencia y en los típicos (y no tan típicos) problemas que ésta trae consigo.


1 Wallflower(s)

  1. ¡Hola!
    esta serie no la conocía, pero me ha llamado la atención, ahora mismo veo Scream que esperaba que no me gustara y me esta sorprendiendo bastante, no soy de series de miedo pero esa en concreto es más bien de asesinatos... Te la recomiendo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por Comentar ;)

Afiliados

Iniciativas/Retos

Probando suerte...

Hasta el 8 de agosto

Hasta el 8 de agosto de julio

Online...